Diseño y contenido, elementos fundamentales en la proyección de un concepto

Se trate de una marca específica o el esbozo de un concepto creativo, revistas, carteles, libros, e incluso folletería, el diseño gráfico, editorial y de contenido son un pilar en la industria relacionada con la creación y cuidado de una imagen. Los profesionales de estos sectores laborales estarán de acuerdo, así como los inmiscuidos de manera directa o indirecta en la prestación de estos servicios que poco a poco ganan presencia y el valor que se merecen.

Por lo regular, los autores del contenido que desea ser publicado o los fabricantes de determinado producto se dan a la tarea de urdir durante un periodo considerable el plan de trabajo y la dinámica que han de llevar a cabo para dar a conocer su creación; sin embargo, dejan de lado la importancia de un especialista en diseño como coadyuvante fundamental para efectuar sus objetivos de manera concisa y eficaz, lo cual se traduce en una buena planeación echada por la borda en el último momento.

Nuestra época como sociedad se basa en la rapidez para consumir productos y servicios, y la vía más recomendada para llegar al nicho de mercado deseado actualmente es la utilización de recursos visuales y auditivos de gran impacto pero de corta duración o de enganche inmediato. No se le habrá hecho justicia, entonces, a esas horas empleadas en el cálculo y proyección de la empresa incipiente o la novedad al interior de la marca si finalmente no existe una parte visual y atractiva que defienda y sea capaz de vender (hay que decirlo) al mayor número de personas posibles.

Las grandes firmas, como podrá observarse, no sufren por este problema, precisamente porque están convencidos de que imagen y contenido están íntimamente relacionados y de que intentar hacer subsistir un concepto creativo con solo uno de estos dos elementos podrá terminar en la única salida que es una batalla infructuosa. Si el contenido es bueno, pero la imagen es pobre, la idea en aras de ser vendida perderá credibilidad y, por tanto, clientes en potencia. Si, por otra parte, el diseño es llamativo, quizá en una primera etapa logre mantener sus ventas, pero al final, los consumidores sabrán más temprano que tarde que han pagado por algo que en definitiva no recomendarán. El hecho de que un consumidor se sienta timado, sobra decirlo, es por mucho lo peor que le puede pasar a una empresa.

En consecuencia, podemos afirmar que al hablar de diseño estamos hablando de un asunto bipartito, puesto que tanto el concepto/producto como el aspecto visual son más que inherentes, necesarios, y ambos, a su manera, pueden ser considerados como diseños, puesto que han sido pensados con un fin específico. Uno de los errores más recurrentes en lo referente a la preparación completa de una marca se da en los autores intelectuales de la idea primaria y consiste en considerarse suficiente para solventar por sí mismos todos los requerimientos inminentes del proyecto, llegando, en muchos casos, al famoso self made para todas las fases de su planeación y ejecución, dejando resultados por debajo de la expectativa prevista en un principio.

Dependiendo de la categoría a la que se adscriba un determinado concepto, recomendamos ampliamente a sus creadores acercarse a un profesional del diseño que pueda ayudarlos: diseñadores gráficos, editoriales, de mercado, tipógrafos y una larga lista en la que seguro encontrarán al especialista que más se adapte a sus necesidades. Habrá que hacer hincapié en lo anterior; si la idea trata sobre la preparación de un libro o una revista, lo mejor será acudir a un diseñador editorial que conozca a fondo el proceso que implica una publicación de esta naturaleza, que no es poca cosa, ya que si bien es cierto que algunos especialistas cuentan con una preparación híbrida, en muchas ocasiones no sucede de esta forma. Si, por el contrario, hablamos del ingreso de un nuevo producto al mercado de utilidad práctica, o bien, de servicios turísticos, de imagen e incluso de cultura, por mencionar algunos ejemplos, entonces el responsable del proyecto tendrá la opción más confiable en un diseñador gráfico, gracias a su capacidad creativa y de variedad de soluciones.

Por nuestra parte no nos queda nada más que agregar, salvo reiterar la importancia y practicidad que conlleva el trabajo en conjunto con especialistas del contenido y profesionales del diseño, que tengan las aptitudes correctas para maniobrar, sugerir, planear, respetar la idea original y cuidar el material desde la concepción de la idea hasta su salida a imprenta o medios masivos de comunicación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

ARGONÁUTICA

Editorial especializada en traducción literaria

El Rincón de mi Corazón

Aprendiendo a sobrevivir entre reflexiones y corazones

Servicios de autor

Textos a medida y contenidos exclusivos

A Break in the Clouds

Un blog sobre libros y películas

CNN

Últimas noticias en español de Latinoamérica, Estados Unidos y el mundo

Mi mente vuela

Informática, diseño, desarrollo web y más

negritasycursivas

libros e historia editorial

Literatos 4.0

"La vida es el arte del encuentro"

Red Mexicana de Periodistas de Ciencia

Periodistas y comunicadores de ciencia

Editorial ABN Arte Buhonero

Hacer libros es todo un arte

A %d blogueros les gusta esto: