Cómo el arte del tatuaje ha dado color a la historia del mundo (primera parte)

Por Andrew Tarantola

El tatuaje es una de las más antiguas y universales formas de arte de la humanidad. Culturas provenientes de cada uno de los continentes han incrustado colorantes permanentes en sus cuerpos desde hace más de 5000 años —guardianes míticos, símbolos de estatus, ritos de paso, o simple decoración personal—. Esta tradición continúa al día hoy, solo que con menores probabilidades de contraer una infección.

Los antiguos orígenes de la modificación corporal

El tatuaje ha existido por lo menos desde la Edad de Piedra. Otzi, el famoso hombre de hielo del neolítico, lucía una serie de 57 tatuajes con base de carbón (aunque sus cicatrices eran similares a las dejadas por la acupuntura), como explica Joann Fletcher, investigadora del departamento de arqueología en la Universidad de York en Inglaterra, para la revista Smithsonian:

Continuando la discusión con mi colega, el profesor Don Brothwell de la Universidad de York, uno de los especialistas que analizaron a Otzi, la distribución de los puntos de tatuaje y las pequeñas cruces en la parte baja de su espina, la rodilla derecha y las articulaciones del tobillo corresponden a áreas con procesos de precipitación inducida por deformación, lo que sugiere que pudieron haber sido aplicados para aliviar el dolor de las articulaciones y eran, por lo tanto, esencialmente terapéuticas. Esto también explicaría su distribución “al azar” en áreas del cuerpo en las que no habría sido tan fácil lucir las marcas de haber sido aplicadas como un indicador de estatus.

De igual manera, muchas culturas prehispánicas de Perú y Chile lo usaron; por ejemplo, la enigmática civilización moche, que gobernó sobre grandes franjas de Los Andes alrededor del 500 a. C. y construyó la Pirámide Moche del Sol —la más grande pirámide de adobe en el continente—, usó el tatuaje como forma de identificar a sus líderes. Los arqueólogos asumieron que su sociedad era estrictamente patriarcal hasta que en 2006 encontraron una momia de mujer excepcionalmente bien preservada, la cual se encontraba tatuada de manera considerable, lo que indica que se trataba de una comunidad con gran equidad de género.

Portando figuras tanto religiosas como mágicas en forma de serpientes y arañas tatuadas en sus brazos, piernas y pies, la joven moche de 25 años es la primera mujer líder que ha sido descubierta. El hecho de haber sido encontrada enterrada con porras ceremoniales, 23 lanceros y el cuerpo de un adolescente (que al parecer fue estrangulado como sacrificio durante el entierro), respaldan la teoría de que ella se encontraba entre los miembros de más alto rango de la sociedad.

El tatuaje también formaba parte de la rutina de las tribus de los nativos americanos, a menudo como una insignia religiosa o como medalla de victoria de guerra. Así como posteriormente los aviadores marcaban en el fuselaje de sus aviones el número de enemigos que habían derribado, los jóvenes en estas sociedades usaban sus cuerpos como marcador, estampando su piel y frotando carbón o quimbombó en ella por cada cabeza que hubieran arrancado en alguna escaramuza o asalto.

No todas las tribus usaban el tatuaje con esos fines tan oscuros; por ejemplo, los inuit se han tatuado en el nombre de la belleza y la paz en el más allá desde, al menos, el siglo XIII. El cardenal Guzmán, autor de La historia del tatuaje:

Las mujeres esquimales usaban tatuajes que, en conjunto con otras decoraciones faciales, se consideraba que incrementaban la belleza femenina. Esos tatuajes señalaban el estatus de una mujer; por ejemplo, si estaban listas para casarse y tener hijos. Los tatuajes eran frecuentemente extensos e incluían líneas verticales en la barbilla con diseños más intrincados en la parte posterior de las mejillas, frente a las orejas. Las marcas se hacían con aguja e hilo, el cual se cubría con hollín y luego era arrastrado bajo la piel, siguiendo el patrón específico. Las perforaciones también eran comunes; joyería hecha de hueso, concha, metal y cuentas eran colocados en el labio inferior.

Las tatuadoras eran mujeres mayores, usualmente parientes, y de acuerdo con la tradición, solo las almas de los valientes guerreros y las mujeres con grandes tatuajes obtenían acceso al más allá. Usualmente los hombres se tatuaban pequeñas líneas en la cara; y en las regiones oeste del Ártico, los cazadores de ballenas mantenían un registro de sus victorias como cazadores con la ayuda de estas líneas.

De manera similar, en la tribu de los cree, los hombres usualmente se tatuaban todo el cuerpo, mientras que las mujeres solían usar diseños ornamentados que iban desde la mitad de su torso hasta la pelvis como protección para tener un embarazo seguro.

Y a lo largo de la costa del Pacífico, la tribu maidu usaba los tatuajes como accesorio de moda. Como señala Alfred L. Kroeber en el libro Handbook of the Indians of California (1919):

Los maidu son una tribu al margen de las tribus de los tatuajes. En el valle norte, las mujeres llevan de tres a siete líneas verticales en la barbilla, además de una línea diagonal desde cada una de las comisuras de su boca hacia el extremo exterior del ojo. El proceso consiste en una línea de cortes cercanos con una astilla de obsidiana, como ocurre entre la tribu shasta, a la que posteriormente se frota con carbón. Para los hombres no existe una moda universal: la marca más común consiste en una delgada línea vertical desde la raíz de la nariz. Como en cualquier otra parte de California, las líneas y puntos eran comunes en pechos, brazos y manos de hombres y mujeres; sin embargo, no parece haber evolucionado ningún patrón estandarizado aparte del rostro femenino.

Para los celtas y germanos precristianos, como los pictos, quienes fueron los primeros habitantes de las islas británicas, el tatuaje era muy común entre personas de ambos sexos. De hecho, la palabra britain deriva de britons, o “personas de los diseños”, como eran descritos por Julio César en persona en el libro V de sus Guerras galas. No obstante, el que estas pinturas fueran religiosas, decorativas, míticas o un poco de las tres, continúa en debate.

El tatuaje se ha extendido en la época contemporánea a través de Asia. A pesar de que los chinos han considerado por mucho tiempo la práctica del tatuaje como un acto barbárico, los convictos y esclavos eran muchas veces registrados con marcas que denotaban su estatus como criminales o propiedades. El tatuaje era popular entre los originarios ainu en Japón, cuyas mujeres tatuaban sus bocas y antebrazos desde una temprana edad usando hollín de corteza de abedul. Los diseños de la boca de los ainu usualmente se asemejaban a bigotes, los cuales coincidían con otra tradición ainu en donde todos los hombres debían dejar de afeitarse a cierta edad y lucir unas barbas largas y abundantes.

La tradición del tatuaje se mantiene con fuerza en Japón con los miembros del Yakuza, el sindicato de crimen organizado de Japón, los cuales usualmente lucen trabajos artísticos ornamentados de cuerpo completo.

Adicionalmente, muchas tribus indígenas en Indonesia —como la tribu dayak de Kalimantan, en Borneo— practican el tatuaje. Estos diseños, conocidos como kalingai o pantang, se graban para proteger a su portador del peligro.

 

Traducción: Ypunto / Servicios editoriales

Publicado originalmente en inglés el 3 de mayo de 2014 en Gizmodo: https://gizmodo.com/how-the-art-of-tattoo-has-colored-world-history-1532266381

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

ARGONÁUTICA

Editorial especializada en traducción literaria

El Rincón de mi Corazón

Aprendiendo a sobrevivir entre reflexiones y corazones

Servicios de autor

Textos a medida y contenidos exclusivos

A Break in the Clouds

Un blog sobre libros y películas

CNN

Últimas noticias en español de Latinoamérica, Estados Unidos y el mundo

Mi mente vuela

Informática, diseño, desarrollo web y más

negritasycursivas

libros e historia editorial

Literatos 4.0

"La vida es el arte del encuentro"

Red Mexicana de Periodistas de Ciencia

Periodistas y comunicadores de ciencia

Editorial ABN Arte Buhonero

Hacer libros es todo un arte

A %d blogueros les gusta esto: